microsoftteams-image-6

Escuela de Oficios de Madrid, una iniciativa que nos beneficia a todos

La Escuela de Oficios es una iniciativa que PreZero ha desarrollado con el objetivo de crear un programa que impulse la inserción laboral de colectivos especialmente vulnerables. En Madrid, concretamente, desde el año pasado formamos a mujeres víctimas de violencia de género y de trata, atendidas desde la Dirección General de Políticas de Igualdad.

Hace muy pocos días he podido participar en la inauguración de la segunda edición de la Escuela de Oficios de Madrid en la que en el marco del convenio firmado con el consistorio madrileño, las alumnas adquieren formación teórica sobre triaje en la planta de Mercamadrid, limpieza viaria, jardinería y zonas verdes. Una vez finalizada, empezarán a realizar 60 horas de prácticas laborales en PreZero y, tendrán la posibilidad de entrar a formar parte de la Bolsa de Empleo. Todo ello para tratar de ayudarlas a encontrar un futuro mejor.

Durante la inauguración, conocimos los testimonios de dos de las alumnas que se formaron en la anterior edición y  que hoy siguen formando parte de los equipos de limpieza viaria y triaje en Mercamadrid; Eki e Irene.

 

Me siento orgulloso de formar parte de una empresa que no solo habla de responsabilidad social corporativa, sino que la pone en práctica con un proyecto como este. Experiencias como esta son las que me hacen creer que el trabajo todo lo puede, el esfuerzo, el tesón, la voluntad de mujeres que hace no mucho tiempo vivieron un complicado pasado. Se trata de aportar mi granito de arena y el de mis compañeros que, de forma voluntaria las forman día a día, para que puedan tener un trabajo, unos ingresos… sino que fomente su autoestima y confianza para empezar una nueva vida.

Las formadoras me comentan que impartir esta formación es una gran oportunidad para compartir su conocimiento y poder enseñar a los demás el trabajo que realizamos. Además, la Escuela de Oficios permite ver como estas mujeres son capaces de afrontar con ilusión el curso, involucrándose e interesándose en la gestión de residuos y la limpieza viaria como medio para rehacer sus vidas.

Lo cierto es que es una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel personal como profesional. Solo pensar en que gracias a este programa este colectivo puede integrarse en el mercado laboral y pensar en un futuro mejor para sus familias, es algo inmensamente gratificante.