Publicada el 22 de abril de 2022

Mis hijos estudian en una escuela en la que se desarrollan actividades educativas que tiene la finalidad de afrontar en el ámbito educativo los retos y valores de la sostenibilidad. Por eso, y porque en casa les inculcamos la necesidad de reducir nuestro impacto negativo en la Tierra, mis hijos son capaces, de forma muy natural, de darle un valor a los residuos.

Cuando vas a tirar al cubo de papel reciclado cualquier bolsa o caja que antes contenía un producto ellos te persiguen diciendo “¡no lo tires!” porque en su cabeza ese material del que me quiero desprender puede convertirse en un universo de juguetes. Ese es uno de los pilares, que no el único, de la economía circular: dar valor a los residuos manteniendo los materiales el mayor tiempo posible en el circuito productivo.

La economía circular es indudablemente una necesidad. En un día como hoy, el Día Mundial de la Tierra, hay que recordar que vivimos de prestado puesto que cada año consumimos muchos más recursos de los que la tierra puede producir. Estamos actualmente inmersos en un intenso proceso regulatorio a nivel europeo y español que tiene la ambición de establecer las líneas maestras que guían y guiarán la transición de la sociedad a modelos de producción y consumo acordes a la capacidad que tiene la Tierra de generar recursos.

La necesidad de transformar el modelo económico actual está generando un cambio sustancial en cómo abordamos el tratamiento de residuos en PreZero y cómo los transformamos en productos y materiales de valor.

De residuos a recursos

En PreZero estamos en estos momentos generando, a partir de los residuos, materiales reciclados con unos canales de salida a mercado consolidados, pero lejos de conformarnos con esto, también estamos asumiendo nuevos retos y avanzando en el desarrollo de soluciones a medida que contribuyen a la transición hacia la economía circular.

En esta transición hacia la economía circular, en PreZero estamos adoptando tecnologías e incorporando conocimientos de otros sectores. También estamos abordando la salida a mercado de unos materiales que hasta ahora no producíamos y que sustituyen a materias primas vírgenes, superando las reservas que a priori presenta la industria respecto a la bondad de las materias primas secundarias.

Este enfoque, el de ver el potencial de los residuos y trabajar para transformarlos en un valor real, requiere también de ampliar el universo de colaboradores. PreZero consolida alianzas con entidades pertenecientes a sectores muy diversos, siendo esta la forma de establecer soluciones en las que cada actor tiene un rol establecido y en las que todos juntos conseguimos cerrar el círculo. De esta forma en PreZero hemos conseguido grandes hitos en el ámbito de la economía circular.

Ya en el año 2002, cuando aún no se hablaba de economía circular, PreZero junto con la empresa Cerámicas Piera-Pierola desarrollaron un proyecto pionero que fue merecedor de varios premios. La iniciativa consistió en utilizar el biogás del depósito controlado propiedad de PreZero y ubicado en Els Hostalets de Pierola (Barcelona) como combustible en los hornos de la empresa de cerámicas. El proyecto culminó con éxito y aún, a día de hoy, se sigue suministrando a la fábrica de Cerámicas Piera-Pierola este combustible de origen renovable.

Continuando con los proyectos de economía circular, PreZero está gestionando desde julio de 2015 la primera planta industrial en España planta industrial de enriquecimiento de biogás de digestión anaerobia de residuos municipales hasta la obtención de un biometano con calidad suficiente para ser inyectado en red de gas natural. Se tuvieron que superar muchas barreras tecnológicas y normativas pero el esfuerzo se vio recompensado con una instalación operativa que ha alcanzado una producción anual de energía renovable de más de 100 GWh. Gracias a la experiencia conseguida en esta instalación, PreZero está abordando en España y con éxito varios proyectos de enriquecimiento de biogás que contribuirán a la consecución de los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energías Renovables.

También hemos puesto el foco en el desarrollo de soluciones para la obtención, a partir de biorresiduos, de energía renovable y fertilizantes de calidad en nuestras plantas de biometanización y compostaje.

Además de estas soluciones, PreZero cuenta con otras soluciones innovadoras con las que vamos más allá de los estándares del mercado. En este sentido, PreZero dispone en Estados Unidos de una instalación para la bioconversión de subproductos orgánicos en proteínas y grasas destinadas a la alimentación animal. Esto se hace a partir del insecto Hermetia Illucens (mosca soldado negra) en instalaciones específicamente diseñadas para ello. La obtención de estos productos a partir de biorresiduos contribuye a reducir el desperdicio alimentario y lograr el autoabastecimiento alimentario de la Unión Europea.

 

Soluciones innovadoras

En el caso de los residuos plásticos, PreZero cuenta con diferentes iniciativas para su valorización. Operamos una planta de reciclaje de residuos de plástico PET (tereftalato de polietileno) situada en Les Franqueses de Vallès, Barcelona, siendo esta una de las de mayor capacidad instalada de Europa: se procesan 50.000 toneladas anuales de PET generando PET reciclado con la calidad necesaria para reintroducirse en procesos de fabricación de envases de plástico. Otra iniciativa interesante ha consistido en la fabricación de mobiliario urbano a partir de residuos plásticos que disponen de pocas o nulas alternativas de reciclaje.

Con respecto a la fracción textil presente en los residuos municipales, PreZero ha desarrollado una solución tecnológica innovadora con el objetivo de valorizarla. Esta solución se basa en la obtención de una fibra de aplicación en diversos sectores industriales somo son el de la construcción y la automoción.

Otros ejemplos de iniciativas dirigidas a la obtención de materias primas secundarias a partir de residuos industriales son los proyectos FiberGlass, ReTop y Horbran, en los que se han diseñado procesos para la obtención de fibras recicladas a partir de residuos post-industriales de tejidos de fibra de vidrio y de tejido de fabricación de toallitas higiénicas, y se ha demostrado la viabilidad de la su aplicación como refuerzo de hormigón.

Estos son algunos de los ejemplos de cómo PreZero confiere un valor de los residuos, desarrollando soluciones a medida en las que tenemos en cuenta las múltiples variables que condicionan la viabilidad de las mismas como son el tipo y volumen de residuo, composición, tecnología, condicionantes del consumidor final, alianzas estratégicas, y un largo etcétera de factores que estudiamos con mente abierta, un enfoque multidisciplinar, flexibilidad, colaboración e innovación.

Escrito por Elena Jiménez el 22 de abril de 2022

Tags: Innovación