4 JUL, 2022

El Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos (CTRU) de Albacete, dependiente del Consorcio Provincial de Medio Ambiente de la Diputación, ha culminado en los últimos meses un ambicioso proceso de ampliación y modernización de instalaciones que convierten a la provincia en un referente en materia de gestión de residuos urbanos a través de un importante trabajo en innovación orientada a la economía circular.

Así lo ha detallado el propio presidente de la Diputación y del Consorcio, Santi Cabañero, junto al consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero; el alcalde de Albacete, Emilio Sáez; y el consejero delegado de PreZero (adjudicataria del CTRU) en España y Portugal, Gonzalo Cañete, en el acto organizado para que, tanto las y los profesionales de los medios de comunicación como alcaldes y alcaldesas de distintos puntos del territorio, pudieran conocer el detalle de unas actuaciones con las que la entidad provincial se adelantaba a los plazos dispuestos en la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados (que, por ejemplo, insta a todas las localidades de más de 5.000 habitantes a tener ya en marcha el 5º contenedor marrón para la recogida separada de biorresiduos).

La planta (que abrió sus puertas en 2003) atiende a los 87 Ayuntamientos de la provincia de Albacete (además de a la Entidad Local Menor de Aguas Nuevas) y a 22 de la provincia de Cuenca, conformando el 20% de la población de C-LM.

Ciudadanía que, como ha explicado el presidente, ya se beneficia de los resultados de estas actuaciones de modernización en las instalaciones y equipos, que han supuesto una inversión global de casi 6.000.000 € (exactamente, 5.841.120 €), gracias al “esfuerzo compartido” entre el propio Consorcio, la JCCM a través del FEDER C-LM 14-20 y las mejoras que PreZero ha hecho a su contrato de la mano de la institución provincial y que han permitido prácticamente duplicar la cifra inversora.

Con ella, el Consorcio ha trabajado en la mejora de 9 Estaciones de Transferencia (Tobarra, Casas Ibáñez, Tarazona de la Mancha, La Roda, Villarrobledo, Elche de la Sierra, Peñas de San Pedro, El Bonillo y Alcaraz) y de este CTRU hoy puntero, especialmente en lo relativo al tratamiento separado de los biorresiduos (unas 300 toneladas/año actualmente en esta planta).

Cabañero: "La ciudadanía debe saber que en esta planta se tratan los biorresiduos con la mayor eficiencia, recuperando todo lo recuperable y obteniendo un compost de calidad que beneficiará a la agricultura y a las zonas verdes de nuestros pueblos y ciudades"

“Fruto de esta gran adaptación y de esa apuesta por la innovación orientada a la economía circular en materia de biorresiduos, hemos hecho posible que la ‘cadena’ que comienza en los hogares y que, pasando por el 5º contenedor marrón (y, por supuesto, por los servicios de recogida de basuras municipales), llegue a este centro y se transforme aquí en un compost de muy alta calidad que, a su vez, será muy beneficioso para el sector agrario provincial, pero también para las zonas verdes de nuestros pueblos y ciudades”, ha subrayado Cabañero.

El presidente ha explicado que, por un lado, la ciudadanía debe tener el convencimiento de que en estas instalaciones se van a tratar los biorresiduos “con la mayor eficiencia, recuperando todo lo recuperable y siguiendo así esa ‘cadena’”; y , por otro, que los Ayuntamientos deben tener muy claro que la Diputación y el Consorcio serán “su principal acompañamiento para avanzar en ese cambio de modelo de gestión de los residuos que viene mandatado por Europa, trabajando para que esa transición les sea lo menos dolorosa posible”. En este sentido, Cabañero también ha incidido en que “el de la sensibilización, la concienciación y la información, es un trabajo pedagógico clave que debemos afanarnos en hacer y que en el Consorcio venimos realizando desde hace mucho tiempo, desde la educación y a pie de calle”.

 

Sáez subraya el valor de esta instalación “mejorada, modernizada y puntera”

En nombre del conjunto de alcaldes y alcaldesas, Emilio Sáez ha destacado lo importante que es para la ciudad de Albacete disponer de “una instalación mejorada, modernizada y puntera de tratamiento de residuos” en su término municipal, avanzando en recuperación y en una economía circular a la que el Ayuntamiento albaceteño ya está contribuyendo tanto con la implementación del contenedor marrón como con esa vital labor de concienciación medioambiental que contribuya a que, cada vez en mayor medida, los vecinas y vecinas separen los biorresiduos en origen.

Todo ello, ha afirmado, para seguir contribuyendo desde Albacete a frenar el cambio climático, rebajar la huella de carbono, y reutilizar recursos para reducir las materias primas que extraemos de la naturaleza, avanzando así en el cumplimiento de la Agenda 2030 y sus ODS.

Cañete: “Avanzar hacia la circularidad es una responsabilidad compartida”

Gonzalo Cañete, consejero delegado de PreZero en España y Portugal, ha explicado que estas instalaciones se han convertido, durante los últimos años, en “todo un referente nacional de innovación en el tratamiento de residuos», destacando que este CTRU de Albacete «es un buen ejemplo de colaboración público-privada» que da servicio a más de 425.000 habitantes de la provincia de Albacete y del sur de Cuenca.

Para Gonzalo Cañete, «es fundamental que administraciones, empresas y ciudadanos colaboremos de manera decidida para avanzar hacia la circularidad. Se trata de una responsabilidad compartida, de un reto mayúsculo ante el que sólo cabe dar pasos firmes hacia delante, y este centro es un buen ejemplo de todo ello».

Escudero destaca la colaboración público-privada para "la optimización en la gestión de residuos y la transformación a un modelo circular"

Clausurando este encuentro, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha indi-cado que “es un importante trabajo en colaboración público-privada con las diputaciones, con-sorcios, ayuntamientos y las empresas que trabajan de la mano para la optimización en la ges-tión de residuos y la transformación a un modelo circular. Con todo ello damos cumplimiento al mandato de la Agenda 2030, a la Ley de Economía Circular de Castilla-La Mancha, en la que somos pioneros a nivel nacional, y también a la Estrategia que la desarrolla, pero además cum-plimos con la nueva Ley estatal de residuos y suelos contaminados para una economía circular”.

Tal y como ha manifestado, con la inversión proveniente de los proyectos de especial interés del Gobierno regional que alcanzan los casi 3 millones de euros, se contemplan actuaciones para la optimización de la recogida selectiva y del transporte de residuos domésticos, que han supuesto la adecuación del CTRU y el acondicionamiento de las estaciones de transferencia pa-ra la entrada de biorresiduos procedentes de recogida selectiva. También conlleva la compra de 5 camiones de recogida selectiva y el suministro de 1.021 contenedores marrones de residuos orgánicos para municipios mayores de 5.000 habitantes.