18 ENE, 2023

El Parque Tecnológico de Valdemingómez contará con una nueva planta de tratamiento de materia orgánica, Los Cantiles. Las obras comenzaron durante el pasado mes de junio y finalizarán este año 2023. La fracción orgánica es el residuo que más se produce y recicla en la ciudad de Madrid. De los cerca de 1,4 millones de toneladas que se generan, 500.000 son residuo orgánico y restos de poda, es decir, el 36,4% del total.

Ante la implantación de la recogida selectiva de la fracción orgánica, el Ayuntamiento de Madrid junto a la UTE PreZero, FCC y Gyocivil comenzaron la construcción de la nueva planta de compostaje.

Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ha visitado junto a Sergio Cabellos, director regional de PreZero, el estado de las obras en el lugar donde antes se erigía la antigua planta de La Paloma, ya demolida.

Los trabajos avanzan a buen ritmo y concluirán en unos meses, permitiendo que la planta esté operativa a finales de año. El responsable del ramo ha desvelado sobre el terreno el nombre de la nueva infraestructura: Los Cantiles. El nombre se basa en la geología de la zona, un planteamiento similar al del resto de las plantas de tratamiento de residuos del Parque.

Esta instalación permitirá el reciclaje del cubo marrón a través de la producción de un compost de calidad para los suelos, evitando la emisión de gases de efecto invernadero y malos olores. Tendrá una capacidad de compostaje de 102.409 toneladas de residuo orgánico al año. La cantidad y calidad del compost obtenido garantizará su comercialización y la economía circular.

Madrid, pionera en la implantación de la orgánica

Esta recogida selectiva se completa con un tratamiento final para la materia orgánica que, tras la biometanización y depuración del biogás obtenido, composta el digesto obteniendo un fertilizante o enmienda orgánica de gran calidad a través de las tecnologías más avanzadas de compostaje incorporadas en Los Cantiles, la mayor planta de estas características de la Comunidad Autónoma, y una de las mayores plantas de nuestro país.

En la actualidad, los residuos del cubo marrón son sometidos a un proceso de digestión anaerobia (tratamiento de la materia orgánica en ausencia de oxígeno) para la producción de biogás en una de las infraestructuras del PTV, la Planta de Biometanización de Las Dehesas, para posteriormente tratar mediante compostaje la fracción orgánica resultante del proceso de biometanización, el digesto.

Además, se ejecutará una instalación solar fotovoltaica de 1,49 MW de potencia que permitirá el aprovechamiento energético, y, por otro lado, el impulso de la innovación tecnológica con proyectos de I+D relacionados con la mejora en el rendimiento y eficiencia energética del proceso productivo y con la valorización de los subproductos y rechazos producidos en la planta.