3 JUN, 2022

La gestión correcta de residuos sólidos avanza con la recogida selectiva de la fracción orgánica (contenedor marrón)

Aproximadamente hace un año, el Ayuntamiento de Granada arrancó un proyecto piloto para la recogida selectiva de la fracción orgánica en algunos grandes productores de la ciudad, fundamentalmente mercados municipales, hoteles y restaurantes. En total una treintena de grandes productores de este residuo, que han segregado de forma correcta esta fracción han contribuido a recopilar una media diaria de 1.500 kg de residuos orgánicos.

Ahora se quiere dar la oportunidad de utilizar este nuevo servicio a los ciudadanos en general. Para ello, se va proceder al reparto de más de 5.000 contenedores de color marrón entre particulares, comunidades de vecinos, supermercados, con el fin de informar sobre los residuos que deben depositarse en el nuevo contenedor que llega a las casas para incorporarse a la recogida selectiva y apostando una vez más por la economía circular.

El concejal de Medio Ambiente, Jacobo Calvo, realizó en la presentación ante la prensa del nuevo contenedor marrón una llamada a la colaboración tanto del sector empresarial en general como de los ciudadanos en particular, «ya que el reciclaje de los residuos es una pieza fundamental para una ciudad que apuesta por la sostenibilidad» y recordó que con 1 kg de materia orgánica se puede obtener 300gr de compost.

En este sentido destacó el dato de que «en la actualidad más del 40% de lo que depositamos en nuestras bolsas de basura incluyen biorresiduos que son cien por cien aprovechables y sin dejar de tener en cuenta que en Granada el año pasado se retiraron más de 100.000 Toneladas procedentes del contenedor gris.

Campaña para la recogida selectiva de la fracción orgánica

La implantación del contenedor se ha planificado en distintas vertientes; por un lado, se pretende triplicar el número de grandes productores, estableciendo una ruta de recogida en la que se incluirán unos 100 establecimientos, ampliando a centros comerciales, residencias, comedores, hoteleso supermercados, «con los que ya se está contactando para concienciarlos sobre la importancia de colaborar en este proceso del reciclaje de residuos», dijo.

Por otra parte, se dará especial protagonismo a las Juntas de Distrito y a las Asociaciones de Vecinos, así como a los Administradores de Fincas,  a quienes ya se está  informando, «se les comunicará uno a uno  la llegada del nuevo contenedor a sus barrios» y para reforzar esta acción se ha diseñado una campaña de concienciación que  bajo el eslogan «Marrón y cuenta nueva»,queremos transmitir un mensaje positivo de los beneficios medioambientales que conlleva la separación en origen de los residuos orgánicos.

Se ha planificado una amplia campaña de concienciación que se desarrollará durante el mes de junio difundiéndose en los medios de comunicación local y en paralelo, 4 monitores medioambientales irán recorriendo los 8 distritos informando a los ciudadanos de la llegada del nuevo contenedor marrón y de los residuos que deben depositarse en el mismo y repartiendo los 5.000 cubos, entre particulares y comunidades de vecinos con el fin de facilitarles el reciclaje de la materia orgánica.

Todo ello acompañado de la instalación de 70 grandes contenedores marrones de 800 litros en la vía pública, que se irán extendiendo poco a poco por los distintos barrios de la capital y hasta extender la implantación total a lo largo de este año.

Recordar los residuos que SÍ se pueden depositar en el contenedor son las sobras de carne, pescado, fruta y verdura, sobras de pan y bollerías o de comida cocinada, cáscaras y conchas de moluscos, papel de cocina sucio, tapones de corcho y cerillas. Por el contrario, NO se puede tirar: pañales y compresas, restos de barrer o de la aspiradora, colillas o excrementos de mascotas.