Publicada el 7 de septiembre de 2023

Tribuna publicada en ENFOQUE, la revista corporativa de PreZero España distribuida junto con RETEMA.

«PreZero es el primer grupo de empresas del mundo en cerrar el círculo del reciclaje, demostrando que es posible vincular economía con ecología»

Gerald Weiss es el actual Chief Operations Officer de PreZero Internacional. Desde hace tres años lidera y coordina las operaciones de PreZero en todo el mundo. Repasamos con él la evolución y el crecimiento de PreZero, la importancia de la economía circular tanto en España como en Europa, así como el futuro de la compañía.

Gerald Weiss, Chief Operations Officer de PreZero Internacional.

Durante este tiempo el grupo ha crecido de forma excepcional. ¿Cuáles son las claves del éxito de una compañía tan joven?

PreZero es una compañía joven, pero con una gran experiencia y una trayectoria avalada por el Grupo Schwarz, que cuenta con marcas tan fuertes como Lidl, Kaufland y Schwarz Produktion. A pesar de su juventud, PreZero es hoy una de las mayores empresas de gestión de residuos de Europa, con más de 30.000 empleados y actividades en 11 países: España, Portugal, Alemania, Polonia, Suecia, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Austria, Italia y Estados Unidos.

Las claves de nuestro éxito pasan por la búsqueda de la excelencia en las operaciones, una plantilla bien formada, y la firme apuesta por la economía circular para poder desarrollar proyectos como la planta de tratamiento de biogás en Madrid, España, o la planta de clasificación de envases ligeros más innovadora de Europa, ubicada en Eitting, Alemania.

Hace ya más de un año que PreZero se expandió a España y Portugal. ¿Qué les atrajo de la Península Ibérica? ¿Cómo valora este primer año?

Para nosotros, lo más destacado de España y Portugal era su excelente posicionamiento en el terreno de la gestión medioambiental y el hecho de que planteaban la oportunidad de crecimiento exponencial, no sólo en cuanto a gestión y tratamiento de residuos, sino también por su gran experiencia en servicios urbanos, como limpieza viaria o recogida de residuos. Ejemplo de todo ello es la puesta en marcha de importantes contratos como los servicios urbanos de Alicante y Madrid, la construcción de la planta de upgrading en Can Mata (Barcelona) o la ampliación del Ecoparque de Toledo.

La valoración de este primer año no puede ser mejor. PreZero nació con la vocación de convertirse en un referente en el ámbito de la economía circular. Con ese propósito, buscábamos un socio de referencia para extender nuestra actividad en el sur de Europa y, sin duda, la integración de España y Portugal ha cumplido las expectativas que teníamos, contribuyendo así a lograr nuestro objetivo.

Estamos formando una compañía con una cultura sólida, que está entre las tres primeras empresas medioambientales de España, y que gestiona más de 6,7 millones de toneladas de residuos al año. Los más de 16.000 empleados dan servicio a más de 12 millones de ciudadanos en 980 municipios en toda la península, apostando por la excelencia en la prestación de servicios. Los esfuerzos han dado sus frutos: hemos conseguido el certificado ‘Top Employer‘ como una de las mejores empresas para trabajar en España.

«La integración de España y Portugal ha contribuido a convertirnos en referentes en economía circular»

Sin embargo, España aún tiene deberes pendientes en materia de economía circular ¿Es optimista con respecto al camino por recorrer?

Por supuesto, España tiene grandes retos ante sí, con una hoja de ruta y unos objetivos ambiciosos. Formar parte de un grupo internacional como PreZero es una gran ventaja competitiva, dado que los mercados europeos tienen niveles de madurez diferentes y las sinergias pueden ser enriquecedoras.

España se encuentra en el camino correcto hacia la consecución de los objetivos marcados, como la tasa de reciclaje o del depósito de residuos en vertedero. Para que el país pueda seguir avanzando es necesario apostar por la colaboración público-privada, incentivar la participación ciudadana y buscar alternativas maduras y tecnológicamente viables a corto plazo, como la valorización energética, que, cumpliendo siempre con la jerarquía de residuos, nos permita avanzar en la consecución de nuestros objetivos.

¿Puede identificar mejores prácticas en materia de economía circular que se están llevando a cabo en otros países en los que opera PreZero?

PreZero, como división medioambiental del Grupo Schwarz, persigue la idea de cerrar círculos, ya sea con productos reciclables o dándole una segunda vida a los residuos. Es importante recordar que Grupo Schwarz se ha convertido en el primer grupo de empresas del mundo en cerrar el círculo completo del reciclaje, demostrando así que es posible vincular economía con ecología.

PreZero destaca en el sector por sus elevados conocimientos en la circularidad de fracciones de plástico, vidrio e incluso aluminio, aunque también innovamos en la producción de embalajes sostenibles con materiales nuevos como el papel Silphie, una alternativa al papel fabricado con fibra ecológica procedente del  silfo, una planta que se produce en Europa Central como cultivo energético.

Asimismo, las plantas de clasificación están implantando nuevas tecnologías como rayos X o robots con inteligencia artificial para conseguir una mayor eficiencia en nuestras operaciones. En materia de flotas, estamos incorporando diferentes tecnologías que aportan eficiencia en las operaciones.

Y, volviendo a España, ¿considera que nuestro país ocupa un papel destacado en innovación?

Sin duda. Por ejemplo, España destaca por sus fortalezas en gestión del sistema energético y de producción de energía. La Planta de Tratamiento de Biogás de Valdemingómez, en Madrid, es un ejemplo y es la única capaz de convertir biogás en biometano para abastecer a más de 35.000 hogares o 500 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes, duplicando el objetivo marcado por la Hoja de Ruta de Biogás para 2030. Además, según la European Biogas Association, es la cuarta instalación en Europa por capacidad de producción.

Planta de tratamiento de biogás de Valdemingómez (Madrid)

Otro de los aspectos clave es que PreZero acaba de convertirse en la primera compañía del sector en obtener la certificación Lean Management en varias plantas de tratamiento.

La innovación en España es clave y es por eso por lo que apostamos firmemente por la eficiencia operacional y la mejora de procesos. Para conseguirlo, empleamos la automatización, la sensorización, la realidad virtual y el big data con el fin de gestionar todas nuestras operaciones en tiempo real.

«PreZero es una de las mejores empresas donde trabajar en España y la primera compañía del sector en obtener la certificación Lean Management»

¿Considera que el tratamiento de residuos tiene un mayor recorrido en nuestro país?

Desde luego tenemos de nuevo un reto ante nosotros. Tenemos claro que, aunque la economía circular va mucho más allá y no se limita solo a los residuos o a reciclar, en esta transición hacia una economía circular, la valorización de los residuos juega un papel fundamental para la producción de nuevas materias primas secundarias o energía sostenible, lo cual resulta especialmente necesario en un contexto de crisis energética y de materiales como la actual. Donde unos ven residuos, en PreZero vemos recursos. La sostenibilidad, en su triple vertiente ambiental, económica y social, es la única vía posible.

España debe avanzar a paso firme hacia la circularidad puesto que, además, el camino viene marcado por la trasposición de directivas europeas, por la Ley de Residuos y Suelos Contaminados y por la reciente aprobación del Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, que suponen un cambio de paradigma en la gestión de residuos. Los ambiciosos objetivos obligan a convertir los actuales procesos de tratamiento de residuos en verdaderas industrias de producción de materiales.

Además de ayudar a nuestros clientes del sector público a alcanzar los objetivos marcados por Europa, trabajamos con empresas para minimizar su impacto medioambiental a través de la gestión de sus residuos.

En este marco, ¿qué impulsa a PreZero a seguir hacia adelante?

PreZero seguirá trabajando por un futuro más limpio de la mano de sus clientes, tanto públicos como privados, y, por supuesto, de sus empleados, que son el corazón de la compañía. Queremos seguir avanzando hacia una economía circular en línea con las indicaciones europeas para reducir el impacto medioambiental, aumentar la competitividad, y fomentar la innovación, sin olvidar a las personas que están en el centro de todo lo que hacemos.

En su opinión ¿por qué son necesarias empresas como PreZero para la sociedad?

Porque aportamos valor a los ciudadanos a través de diferentes vías como el fomento del reciclaje, la concienciación sobre el cuidado del medioambiente, o la profesionalización del sector para avanzar hacia la economía circular. También está nuestro compromiso con las comunidades en las que operamos, trabajando con una clara orientación al cliente e implicándonos con la sociedad a través de la responsabilidad social corporativa.