Publicada el 22 de septiembre de 2023

 Cuando pensamos en energías renovables, las primeras imágenes que nos vienen a la cabeza suelen tener que ver con paneles solares o molinos eólicos. Y ciertamente, el sol y el viento son quizá los dos grandes protagonistas de la transición energética que nos va a llevar a un nuevo modelo que acabará prescindiendo de los combustibles fósiles, grandes responsables de la emergencia climática. Pero en este mix energético del futuro también van a tener una importante presencia otras muchas alternativas sostenibles. Entre ellas figura de forma destacada el biometano, un gas similar en su composición al gas natural, pero de origen renovable.

El biometano se obtiene a través de la depuración o enriquecimiento del biogás, que es un gas renovable producido a través del tratamiento de desechos orgánicos. Es decir, de la materia orgánica presente en los residuos municipales e industriales.

Otra de las ventajas principales del biometano es que, al mostrar una composición química muy similar al gas natural (principalmente metano), es posible distribuirlo a través de las redes de gas natural ya existentes. De ahí su alto potencial para descarbonizar buena parte del consumo energético residencial e industrial de nuestras ciudades, que además pueden reforzar su autosuficiencia a través de una fuente energética que se produce y se distribuye principalmente a nivel local, cerca de las plantas en las que se tratan los residuos.

El biometano se obtiene a través de la depuración o enriquecimiento del biogás

El transporte es otro de los sectores más beneficiados, pues el biometano también sirve como combustible para camiones y autobuses urbanos gracias a las llamadas gasineras, instalaciones que permiten la presurización y licuado, procesos necesarios para su empleo en estos vehículos.

Una de las empresas que más fuerte está apostando por el biometano en España es PreZero, que trabaja actualmente en dos importantes proyectos desarrollados en sendas instalaciones industriales en Valdemingómez (Madrid) y Can Mata (Els Hostalets de Pierola, Barcelona), a las que se unirá una tercera a partir del año 2025 en el Ecoparque de Artigas (Bilbao).

Madrid, cuarta productora europea

La Planta de Tratamiento de Biogás de Valdemingómez —cuyo propietario es el Ayuntamiento de Madrid, mientras que PreZero es la entidad operadora— es capaz de generar hasta 170 GWh anuales. Con ellos se puede suministrar gas a unos 35.000 hogares, inyectando en la red el equivalente al 2% de todo el gas natural que se consume en la ciudad de Madrid. Hablamos de unas instalaciones de gran magnitud que ocupan el cuarto lugar en cuanto a capacidad de producción de biometano en Europa según la European Biogas Association.

Planta de tratamiento de biogás del Parque Tecnológico de Valdemingómez  (Madrid).

Un paso adelante para Can Mata

También destaca por sus dimensiones el Depósito Controlado de Can Mata. Situado a unos 40 kilómetros de Barcelona, se trata de una de las instalaciones de este tipo más grandes de España con una superficie total de 78 hectáreas. Allí se tratan los residuos urbanos e industriales de Barcelona y su área de influencia.

PreZero España y Waga Energy han puesto en marcha en Can Mata el mayor proyecto de España para transformar el biogás procedente de la degradación de los residuos de un depósito controlado en biometano. Este gas renovable se inyecta directamente a la red de Nedgia, distribuidora de gas del grupo Naturgy, gracias a una canalización de 6 kilómetros realizada en el marco del proyecto.

Zona de gestión de biogás del Depósito controlado de Can Mata (Barcelona).

Según los responsables de la iniciativa, será la primera instalación en España capaz de producir anualmente 70 GWh de biometano a partir de la recuperación de residuos sólidos. Una cantidad equivalente al consumo energético de 14.000 hogares o el combustible de 200 autobuses. Con ello, se evitará además la emisión a la atmósfera de más de 17.000 toneladas de CO2eq. (CO2 equivalente) al año. Además, gracias a esta nueva tecnología, será factible valorizar el 100% del biogás procedente de Can Mata (casi 40 millones de metros cúbicos de biogás al año).

Nueva planta para Bizkaia

El pasado 23 de marzo, PreZero anunció que se encargará de construir y gestionar durante un período de 25 años una planta de biometanización a partir de la recogida de residuos domésticos de los municipios de Bizkaia. Esta nueva instalación estará operativa en 2025 y se ubicará en el Ecoparque de Artigas (Bilbao). El proyecto se llevará a cabo a través de una sociedad de economía mixta con la participación de PreZero (49%), Garbiker, empresa pública de la Diputación Foral de Bizkaia (26%), y el Centro para el Ahorro y Desarrollo Energético y Minero (CADEM) perteneciente al Ente Vasco de la Energía (25%).

La planta, que ocupará una superficie de 8.300 metros cuadrados, contará con una capacidad de tratamiento de 50.000 toneladas de residuos orgánicos al año. A través de un proceso de upgrading, el biogás producido será inyectado a la red para su posterior venta. Se se piensa extraer una inyección energética equivalente al consumo térmico de 6.000 hogares o 3.000 vehículos al año. La reducción de las emisiones de gases estimada alcanzará un espectacular 95%.

Escrito por Ciudad Sostenible el 22 de septiembre de 2023

Tags: Industria , Medioambiente